Compromiso fingido – Leanne Banks

Compromiso fingido - Leanne Banks

Compromiso fingido
Título Original: Blackmailed into a fake engagement (2009)
Serie: 1º Mult. De película
Editorial: Harlequin Ibérica
Sello / Colección: Deseo Miniserie 49
Género: Contemporáneo
Protagonistas: Luc Hudson y Gwen McCord

Argumento:
De la noche a la mañana, se encontró prometida a un extraño
Años después de huir de Hollywood, la actriz Gwen McCord se enfrentaba
a su papel más difícil. Luc Hudson, un magnate de la industria del cine al
que no había visto nunca, anunció su compromiso con ella. Y, para colmo
de males, se instaló en su refugio de Montana, donde ella se creía a salvo
de la vorágine mediática de Los Ángeles. Obligada a seguir con la farsa
para proteger a su hermana, Gwen se vio inmersa en un mundo de
estrenos, promociones y juegos de poder. Sin embargo, el auténtico peligro
estaba en sucumbir a los encantos del jefe de publicidad de Hudson
Pictures.

Prólogo
—Apuesto mi Ferrari —dijo Devlin Hudson.
La habitación olía a humo de puro, a rivalidad fraternal y también a whisky del caro.
—Vendiste el Ferrari —le dijo Luc, recolocando las cartas que tenía en la mano—. Apuesto mi whisky añejo de veinticinco años.
—Bueno, no es más que un tecnicismo —contestó Devlin, dándole una calada al puro—. Paso.
—Tus cartas deben de oler como tus pies —dijo Luc.
Max Hudson le dio un sorbo a su copa.
—Yo voy.
Su primo, Jack Hudson, masculló un juramento.
—No ha dicho mucho. Eso quiere decir que tiene algo gordo.
Jack era muy buen fisonomista, pero Luc sabía que Max podía tirarse un farol delante de cualquiera de ellos.
—Eso es lo que quiere que creas.
Max miró a Luc de reojo.
—Tu psicología barata de relaciones públicas se te ha subido a la cabeza.
—Lo que tú digas —dijo Luc—. Yo sé cuándo me están tomando el pelo.
Jack miró a Luc y después a Max.
—Voy, y añado mi Patrón.
—Estás acabado —dijo Luc.
—Cierra el pico —replicó Max. Devlin gruñó.
En ese momento sonó el móvil de Luc.
—Oh, no. ¿Es otra de tus jovencísimas novias? —preguntó Jack.
—A él le van las más jovencitas —dijo Max, que estaba de acuerdo.
—Las mayores saben demasiado —intervino Dev.
—Luc Hudson —dijo al teléfono.
—Soy el agente Walker del Departamento de policía de Los Ángeles. Le llamo de parte de la señorita Nicki McCord. La han detenido por conducir ebria y ha pedido que lo avisaran —el hombre se aclaró la garganta—. No se encuentra bien en este momento.
Luc se puso en pie.
—¿Adonde la llevan?
El agente le dio la dirección.
—Señor, iba en sentido contrario por una calle de un solo sentido y estuvo a punto de chocar con una familia que volvía de Disneylandia.
Luc se pasó la mano por el cabello y sacudió la cabeza.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*