Matrimonio por encargo – Lee Wilkinson

Matrimonio por encargo - Lee Wilkinson

Matrimonio por encargo (2001)
Título Original: Wedding on demand (2001)
Editorial: Harlequin Ibérica
Sello / Colección: Julia 1248
Género: Contemporáneo
Protagonistas: Luke Ransome y Jessica

Argumento:
¿De verdad Luke Ransome había engañado a su padre en los negocios y había tenido una aventura con su madrastra? Jessica se quedó destrozada al oír aquello justo antes de descubrir que estaba embarazada de Luke; lo único que podía hacer era huir…
Luke fue en su busca empeñado en hacerle saber la verdad. Pero el secreto que ella le había estado ocultando significaba que las reglas habían cambiado. A Luke ya no le interesaba sólo que supiera la verdad… ¡quería que se casara con él!

Capítulo 1
Aquella madrugada de octubre, Jessica Fenton, mientras dormía en su piso de Hampstead, soñaba con Luke. Llevaba más de cuatro años intentando no pensar en él, pero aunque por lo general lo lograba durante las horas de trabajo, él seguía presente en sus sueños, obligándola a revivir momentos del pasado: tanto los buenos como los malos. Los momentos de éxtasis que habían compartido, el cariño y la pasión cuando estaba segura de que él era el hombre de su vida, y, también, el dolor y la amarga desilusión al descubrir cómo los había utilizado y traicionado tanto a ella como a su padre.
Una vez despierta, y dando vueltas inquieta en la cama, recordó su angustioso último encuentro. Por aquel entonces Jessica creyó erróneamente que todo había terminado entre ellos, que su apasionada relación había llegado a su fin y que nunca volvería a verlo. Pero aunque ella se fue sin avisar de casa de su padre, en Regent’s Park, Luke la localizó en la pequeña y sucia habitación que había alquilado en Bayswater Road. Jessica acababa de llegar del trabajo cuando alguien llamó a la puerta. Creyendo que sería la vecina, fue a abrir, quedándose horrorizada al ver a Luke en la puerta, alto, moreno y con la expresión seria. Asustada, intentó cerrar de golpe, pero él lo impidió colocando el pie en el hueco.
—Déjame entrar, Jess.
Sabiendo que no podía hacer otra cosa, Jessica se apartó e inmediatamente entró él, cerrando la puerta tras de sí.
—¿Qué estás haciendo aquí? —preguntó con voz temblorosa—. ¿Para qué has venido?
—Ya lo sabes.
Al ver que Jessica no decía nada, Luke la observó de cerca con sus ojos grises y continuó hablando.
—Susan me lo ha contado.
—¿Qué? —preguntó ella.
—Que estás embarazada.
El color desapareció de la cara de Jessica. ¿Por qué le había contado Susan lo del bebé? Si no lo hubiera hecho, él nunca habría ido a buscarla. Intentó tranquilizarse.
—Mi madrastra no tiene derecho a contarte nada, y menos aún mentiras —dijo con la voz entrecortada.
—Pero es cierto, ¿verdad? Jess, tenemos que hablar —insistió él al ver que ella apretaba los labios con fuerza.
—No tenemos nada de qué hablar. No tengo absolutamente nada que decirte —contestó ella.
Luke se le acercó y tomó su cara entre las manos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*